A y B: imágenes de ecografía pulmonar obtenidas con sondas convexas (A) y lineales (B). Se visualizan múltiples líneas B confluentes (flechas), consolidación pulmonar irregular (asterisco, B) y línea pleural engrosada (entre puntas de flecha, A). C: la imagen de TC de tórax muestra engrosamiento septal reticular e interlobular y opacidades focales irregulares y parciales asociadas con la distorsión estructural. Este paciente fue clasificado en el grupo crítico y fue asignado al grupo severo para el análisis estadístico.

Según un artículo de acceso abierto publicado en el American Journal of Roentgenology (AJR) de ARRS, la ecografía pulmonar es una práctica muy sensible para detectar anomalías en pacientes con enfermedad por coronavirus (COVID-19), con líneas-B, línea pleural engrosada y consolidación pulmonar, siendo las características más comúnmente observadas.

«Además», concluyó Yao Zhang, del Hospital Ditan de Beijing en China, «nuestros resultados indican que los hallazgos de ecografías pulmonares se pueden usar para reflejar tanto la duración de la infección como la gravedad de la enfermedad».

Desde el 3 de marzo hasta el 30 de marzo de 2020, Zhang y sus colegas realizaron ecografía pulmonar en pacientes consecutivos con resultados positivos a la prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RTPCR) para el síndrome respiratorio agudo severo del coronavirus 2 (SARS-CoV-2), utilizando la misma prueba de Fisher, para comparar los porcentajes de pacientes con cada hallazgo ecográfico, entre grupos con diferentes duraciones de síntomas y gravedad de la enfermedad.

Los 28 pacientes (14 hombres y 14 mujeres; rango de edad, 21-92 años) tuvieron hallazgos positivos tanto en la tomografía computarizada (TC), que en ecografía pulmonar. En la ecografía, las líneas B estaban presentes en el 100% de los pacientes, y 19 (67,9%) pacientes tenían consolidación pulmonar. Se observaron líneas pleurales engrosadas en 17 pacientes (60,7%), y solo un paciente (3,6%) mostró una pequeña cantidad de derrame pleural.

«Una línea pleural engrosada se observó con mayor frecuencia en las ecografías, en pacientes con intervalos de tiempo más largos después del desarrollo incial de los síntomas», señaló Zhang, agregando que las consolidaciones pulmonares (visualizadas como regiones hipoecoicas similares a tejidos, que reflejan un flujo de aire muy reducido y una mayor cantidad de exudado celular inflamatorio) fueron más comunes en casos graves y críticos.

Reconociendo que la radiografía portátil podría ser igual de útil en la evaluación de la consolidación, «un sistema de ecografía portátil o incluso un sistema de ecografía automatizada (una técnica única para que los médicos escaneen pacientes de forma remota) minimiza aún más la cantidad de trabajadores de la salud y dispositivos médicos expuestos a COVID-19 «, escribieron Zhang y su equipo.

Los autores de este artículo de AJR también propusieron que se desarrolle un sistema de puntuación de gravedad de las ecografías pulmonares, similar a las puntuaciones de gravedad de la tomografía computarizada, para facilitar comparaciones más precisas en futuros estudios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *